jueves, 31 de marzo de 2011

Abbey Road


Cuando me decidí a participar en la ingente, ardua, imposible, pero divertida tarea de elegir los 50 mejores discos de la Historia del Rock, una iniciativa de The Best Music y de Freaky Boy Hood, sabía que me dejaría muchos fuera. En 55 años de rock’n’roll, se han hecho cientos de discos, muchos de ellos con la etiqueta, y con argumentos, de mejor de la historia. Qué frustración cada vez que en los comentarios, con toda la razón del mundo, te recuerdan los que has olvidado, o simplemente dejado fuera, porque no “cabían”. Ni siquiera en este blogguito cabrían los que merecerían estar y no aparecen. Desde Elvis a los Fleet Foxes, pasando por Buddy Holly, Orbison, Berry, Yes, Deep Purple, Moody Blues, Radiohead (¡ay Mr. Truffle!) … interminable la lista de maravillosos álbumes descartados.
Pero de lo que no tenía duda era del nº 1. A pesar de que los que me conocen saben que disfruto con todos y cada uno (incluyendo la sesión en la Decca) de los discos de nuestros héroes, mi preferido siempre será éste, seguramente por esas varias razones por las que un disco se puede convertir en especial. Cuando se publicó, hacía tres o cuatro meses que había fallecido mi padre. Vivíamos en Cádiz y nos tuvimos que trasladar al pueblecito (San Juan del Puerto, Huelva) donde aún, a pesar de todo, sigo viviendo. Cuando llegué, todo era desolación en mí. Con 11 años, sin amigos, muchos me llamaban mariquita porque tenía el pelo largo (¡1969!), sin papá…
Y en ésto, un maravilloso día, escucho de mi único compañero, un sencillo transistor Phillips: “¡Acabamos de recibir el nuevo disco de Los Beatles, se llama Abbey Road, nombre de la calle donde tienen su estudio de grabación, en Londres! El tema que abre el álbum y que saldrá como single en España se llama…”. Imaginaos la situación, la impresión fue mayúscula.



Me ha acompañado hasta hoy. Lo único que se necesita para hablar de su calidad es nombrar el título de las canciones, una por una… Para qué alabar sus voces (¿voces?, ¿acaso Because?), sus guitarras, sus baterías, sus teclados, ¿sus bajos?, psss. Sus letras, su buen humor, amor, dolores e ironías. Su clase. Su sir George Martin, bueno...
La anécdota.
Quedé fascinado (en aquella época ya era un consumado beatlemano, gracias a mi hermano mayor) con este disco sublime y reparador, con la portada, con los estudios y con ese paso de cebra. La primera vez que fui a Londres, en 1976, lo primero que hice fue ir a cruzarlo. Estaba exactamente igual que en la famosa foto de Macmillan, hoy en día algo cambiado. Una vez allí, con la inocencia y la ilusión de 18 años, me dirigí decididamente, atravesando la verja, hacia la puerta principal de los estudios. “Eh, detente. No se puede pasar. Este es un lugar de trabajo”. En aquella época, solían trabajar por allí Paul McCartney, George Harrison, Pink Floyd, Alan Parsons, Cockney Rebel, Yehudi Menuhin, Stephane Grappelli, …
Cada vez que lo intentaba, año tras año, siempre recibía la misma respuesta: -“Lo sentimos. No se puede.” -“Algún día podré”, pensaba yo, mientras me conformaba con cruzar, otra vez más, el paso santo. Por cierto, se dice que en todas las cabezas de los que cruzan siempre suena “Come Together” (shhhhhoot me duddu dudum…).



… En la foto, con Kathy Varley, auténtica apple scruff (esas que estaban días y noches en la puerta, a las que George dedicó una preciosa y simpática canción con ese título), ahora relaciones públicas de Abbey Road y responsable de la presentación de la 1ª edición en CD (como queda especificado en los créditos) del Sgt. Pepper’s, visitando el estudio 1. Es el más grande de los cuatro con los que cuenta en la actualidad. Aquí graba, por ejemplo, la Orquesta Sinfónica de Londres. Los Beatles solían grabar en el estudio 2, pero aquí hicieron, para la televisión, A day in the life o All you need is love. Por fin, trabajito me costó, pude… en abril de 1991 (It was twenty years ago today…).
En esos momentos, mientras nos hacían la foto, estaban grabando por allí el grupo sueco A-Ha y un tal Roger Daltrey…

20 comentarios:

Txals dijo...

Esto es auténtica pasión Paco, gracias por compartir estos pensamientos, aunque no nos conocemos consigues que te aprecie un montón. Me dejé Abbey Road, vaya.
Saludos

Tom/Shine. dijo...

Es decir, pudiste haber conocido a A-ha! Yo soy fan de A-ha, XD, pero por supuesto, más de los Beatles y Abbey Road.

Este disco esta lleno de historias, las de los Beatles y las nuestras, gracias por compartirnos la tuya. Espero llegar a cruzar algun día esa calle, o grabar en Abbey Road, sería lo máximo.
Yeah
See ya!

Evánder dijo...

Parafraseando la letra de la canción de Enrique Iglesias, cruzar ese paso de cebra es una "experiencia religiosa". Me faltó visitar los estudios. A la próxima.

Un abrazo!

TSI-NA-PAH dijo...

Mi disco favorito de los cuatro! Como se nota tu amor hacia la banda de Liverpool! Es emocionante!
un abrazo

Paco dijo...

Txals, todos nos hemos dejado alguno... Me pasa igual contigo (y no es aprecio virtual, sino real. Coincidir en la música es compartir muchas sensaciones).
Tom/Shine, si te contara la anécdota con A-Ha te reirías un rato. Grabar allí no es difícil, solo hay que tener algo de dinerillo...
Evánder, efectivamente, experiencia religiosa. Lo de visitar los estudios es difícil si no llevas alguna recomendación o asunto importante. Prepárate antes. Cada día lo intenta mucha gente, pero allí no aceptan turistas. Están trabajando, te dicen amablemente.
Tsi, llevo casi 50 años con ellos pegados a mí. Son parte imprescindible en mi vida.
Saludos a todos y gracias por comentar.

Freaky Boy Hood dijo...

Tio, que post mas chulo.

Un abrazo enorme

TwoHeadsOneBrain dijo...

Bonito post para uno de los tantos discos grandes que tienen los Fab Four.
No te fustigues con lo de las listas, con tan solo 50 referencias es normal que te dejes montones de albums maravillosos, habria que hacer una lista de por lo menos 500 discos...

Un abrazo.

babelain dijo...

Bonita historia, Paco. Ese disco merece esa bonita historia. Todo el mundo tiene historias que acompañan a sus discos favoritos y esta es muy entrañable. Ya sabes que a mi estos pringaillos de The Beatles me tienen loco desde que salió el primer E.P. aquí, por lo tanto te comprendo perfectamente.
Saludosssssssssssssssssss

Mansion On The Hill. dijo...

Abbey Road es sin duda, y para un servidor, el mejor album de la historia. Ademas, no solo eso. Creo que en si mismo atesora el mejor final imaginable para un grupo, la mejor secuenciacion de temas de la historia, la mejor portada de todos los tiempos y unas canciones antologicas.

Gran post.

Savoy Truffle dijo...

Me vas a hacer llorar Paco, joder, mecaguen!!! Me has tocado la fibra, joder. Pero que sepas que tu y yo hemos coincidido en el Nº1 de la lista, que es este disco, como no (Ya puedes pasar a ver la mia y echarme tu bronquita).
Me emociono al saber que has intentado en innumerables ocasiones estar en esos estudios míticos, donde también han grabado unos tios feos y raros que se llaman Radiohead (no te fustigues, yo me he dejado a Bruce y puede que me crucen la cara) y que por fin hace 20 años lo conseguiste. Yo por estar allí daría mis ahorros, se lo juro. Si alguna vez se le ocurre volver, lleve una maleta un pelín más grande que yo quepo. Ya sólo el hecho de cruzar el paso de cebra debe ser mítico, pero entrar en los estudios y cruzarte con Roger Daltrey... joder, es que me hubiese puesto de rodillas, coño!!!
Le prometo Don Paco, que con usted me emociono cada día más. Ya le digo que mi madre es de un pueblo de Huelva y cuando vuelva le avisaré. Eso que cuenta de que en el 69 le llamaban mariquita por llevar el pelo largo y recién muerto su padre, me ha llegado al alma, ¡¡¡qué grande es usted!!! (ni que decir tiene que no tenían ni pizca de gracia los que se lo decían)
Un abrazo sentido.

Paco dijo...

Freaky, gracias, colega.
Twoheads, lo importante ha sido colaborar.
Mansion on the hill, bienvenido al rinconcito. Coincidimos plenamente con la apreciación. Además de lo que dices, dejaron aquello de "...Y al final, el amor que recibes es igual al amor que diste". ¿Qué más les quedaba por decir?
Mr. Truffle, ya me he pasado por tu casa...
Me encantaría ir contigo a Tierra Santa. La verdad es que merece la pena. Además, sigo teniendo llave.
Dime el pueblo de tu madre y le das un abrazo de parte de este paisano capullo.
Gracias por tu generoso y empático comentario.
Me encanta tu sabor a trufa.
Un abrazo gigante.

Paco dijo...

Bab, ya sé que eres de la época. Aquellas sí que eran sensaciones fuertes, ¿eh? Pringaillos los de ahora...
Saludos a todos.

bitelino dijo...

Qué gran entrada Paco, sí señor. Estaba claro que este tenía que ser 3,2 o 1. Yo de hecho creo que lo coloqué por ahí en el 3º puesto, pero bueno, la competencia por ahí arriba fue dura. Por cierto, me sigue chocando que solo colocaras 2 de los grandes entre los 50 eh, que decepción! jejeje
Envidio tu visita a los estudios, a ver cuando será la mia.

Un abrazo amigo! (que buena Apple Scruffs!)

vikingo dijo...

Preciosa vivencia Paco, para el mas redondo LP de los mas grandes y la mas grande despedida. Debio parecerte un sueño cruzar ese paso de cebra y luego por fin poder entrar en los estudios. Por cierto ¿que recomendacion llevaste? Te lo pregunto por si acaso, jeje.
Yo tenia 5 añitos y recuerdo haber escuchado en el radio-pickup de mis padres algo de este disco, tengo esa imagen en mi cabeza de aquella vieja casa y ahora no recuerdo si era "Something" o "Here Comes The Sun"... Cinco o seis años despues ya lo tenia en cassette y me dejo alucidado su historica cara B. Un pedazo de album, a la vez que enormemente influyente.

Abrazos.

Savoy Truffle dijo...

Don Paco... Tierra Santa... Palabras mayores. Nunca estuve en Londres, y sólo con visitar ese Sacrosanto lugar sería la persona más feliz del mundo.
Muy interesante lo que comentas de que sigues teniendo llave, haré lo que sea, hasta que mis 1'80 quepan en una maleta. Me tiene a su disposición.
El pueblo de mi madre es El Cerro de Andévalo, en la comarca del Andévalo, ¿lo conoce?

Abrazos múltiples.
P.D.: Ya le contesté en mi rincón.

charomontiel dijo...

Eso no es pagado por nada...entrar allí, pisar tierra santa!!! Yo mira que lo intenté, lo intenté durante tres días seguidos la primera vez y la segunda vez sólo pude ir un día, pero fallé en todos los intentos de lleno, me conformé con hacer lo que todos, firmar en la pared, acampar un ratito en la puerta y cruzar el paso con "Come Together". Claro que es inevitable tener preparado un pequeño discurso con la ilusión y esperanza de ver aparecer a Macca o Ringo para después no poder articular palabra y olvidar hasta tu nombre.
Qué bonito todo lo que has escrito, nos has llevado a todos por un ratito lejos de la realidad imaginándote por allí dando vueltas, gran post, un beso.

Paco dijo...

Bitelino, lo he explicado en la entrada del otro blog. No he querido acaparar, si no , habría puesto todos y cada uno de sus discos, en grupo y en solitario.
Sí, Kathy está tremeneeeeeeenda.
Viking, es muy complicado. Fui en visita "oficial diplomática", para un trabajo auspiciado por el Ayuntamiento y la Diputación de Huelva y con la mediación de la Alcaldesa de Liverpool. Complicado...
Savoy, te he contestado en tu casa.
Charo, ya es de suerte cruzar ese paso.
Gracias por vuestra visita a todos.
Un abrazo.

Johnny Dibud dijo...

Apreciado Paco, como he disfrutado de este post reivindicador del Abbey Road. Para mí el mejor de los Beatles, un disco que nunca cansa. Sabes, creo que existen muchas obras maestras en la historia pero al final se desgastan por el exceso de audiciones o porque es muy habitual que los álbumes contengan algo en mayor o menor medida de morralla. "Abbey road" no es el caso. Abrazo.

frakcture dijo...

Bueno, me reconozco totalmente en estos sentimientos. Yo también los tengo. Me gusta enormemente el blues, el rock progresivo, y casi todo tipo de música, pero "Beatles es otra cosa" es pasión: cuando yo estaba en el instituto (ahora tengo 57 años) aún no era pasión, me gustaban los 'fab four' pero no entendía a una compañera que no es que les gustaran, era que los adoraba, se volvía loca y yo aunque me gustaban, no lo entendía.
El tiempo ha pasado, yo he crecido musicalmente y ahora yo (ya hace mucho tiempo) estoy como ella entonces. ¡¡ Es pasión!! y además lo entiendo porque la diferencia entre cada uno de sus discos y cualquiera de esas otras obras maestras que tanto abundan en la musica popular es en realidad muy simple:

En cualquier disco de cualquier monstruo de la música rock, pop, etc. hay siempre temas que aunque buenos, no son imprescindibles. En cualquiera de los trece discos de los cuatro ¡¡¡ todos los temas son imprescindibles !!!

Aún así, me ocurre como a tí, el que yo considero como el mejor es Abbey Road, la cumbre de la música
popular.

Un abrazo.

Paco dijo...

Frakcture, de acuerdo totalmente, ellos son "otra cosa".
Gracias por pasarte.