lunes, 17 de enero de 2011

John, Ken y el DAT


John estaba obsesionado con la grabación de su voz. Su continua búsqueda de la perfección hacía que nunca se sintiera satisfecho con su registro. Siempre le pedía a George Martin que le pusiera algún efecto que la mejorase. En los primeros discos (aquí lo podéis comprobar en “Help!”), para que sonara con más presencia, solía (los otros también) doblar su voz, grabando la pista principal dos veces; la segunda la situaban con unas milésimas de retardo para dotarle de ese timbre tan característico, y así obtener un efecto, sin recurrir al “delay”, que convirtiera su registro algo más grave y profundo. Pero llegó un momento en que se cansaron de tener que grabar cada canción dos veces y en el mismo tono.



Ken Townsend, ingeniero de sonido de Abbey Road, que empezó a ayudar a Geoff Emerick y a Martin con los Beatles desde el Rubber Soul y se quedó ya durante toda su carrera, se tomó como reto personal inventar algo para que no tuvieran que grabar de esa manera tan primitiva. Pasado un tiempo, ya en Revolver, inventó un sistema al que bautizó como DAT (Double Artificial Tracking, Pista doble artificial), que conseguía duplicar las voces sin tener que ser grabadas dos veces, el cual emplearon a partir del mencionado LP del 66.


(John y Ken en la cabina del estudio 2)

Para investigar, en nuestro afán de conocer mejor a los de Liverpool, las técnicas de grabación que utilizaban, nos desplazamos hasta Abbey Road, ese lugar sagrado, donde se encuentran los estudios más famosos del mundo. Tuvimos la suerte de que nos pudiera recibir (íbamos en visita “oficial”) el propio Sr. Townsend y que nos contara (ahora era ya director de dichos emblemáticos estudios) ésa y otras historias sobre las grabaciones en las que trabajó, sobre todo del Sgt. Pepper’s que, como es bien sabido, supuso un hito, no solo por su calidad musical sino también en cuanto a producción, en la historia del pop.


(Varios años después, bajo la feliz mirada de Pepe Barros, entregándole un obsequio en forma de estatuilla de Colón, en nombre del Ayuntamiento de Huelva)

Cuando le preguntamos por el inconfundible sonido de ese álbum, que lo hizo ser etiquetado por muchos como disco conceptual (aunque esa no fue nunca la intención de los Beatles), nos confesó que hasta ellos mismos se sorprendieron con el resultado. ¿Cómo se consiguió ese mágico sonido con una mesa de cuatro pistas? Ni con las más modernas, de sesenta y cuatro que acababan de instalar en el moderno Estudio 4, se había vuelto a obtener ese prodigio de sonido. Otros artistas que grababan usualmente allí, le solicitaban el sonido peppers, pero nunca se pudo repetir aquella “psicodélica atmósfera”. Los Beatles eran mucho Beatles…
Estaba principalmente orgulloso, porque fue él quien ejerció de ingeniero en el tema Getting Better, el 7 de Marzo de 1967 (con la anécdota de que John tuvo que ser llevado a la azotea, para que le diera el aire, tras sufrir un “mareo”). En aquella época, no tenían un horario determinado para usar los estudios, a plena disposición las 24 horas. Geoff Emerick estaba agotado tras las sesiones maratonianas (hasta altas horas de la madrugada, cuando solo unos años antes se cerraba a las 5 en punto, puntualidad inglesa) en las que se grabó, con todo tipo de experimentos que causaban continuos retrasos en el proceso, el maravilloso álbum. Cuando le comunicaron que tenía que sustituirlo…
Desde luego, su aportación tendría algo que ver con estos espectaculares resultados:

13 comentarios:

johnphillips1981 dijo...

PACO me encantan estas historias. Quiero seguir aprendiendo más y más.

Por cierto también espero que nos sigas descubriendo esos tesoros tuyos relacionados con los de Liverpool.

Txals dijo...

Que lujo, me siento afortunado leyendo esto. Siempre pensé que más allá del talento musical, los Beatles fueron el engranaje que hizo que ciertos aspectos técnicos avanzasen en el registro sonoro. Tu historia confirma la importancia de los Beatles, bueno... esta y todas.
Saludos, estas historias son todo un placer.

bitelino dijo...

Muy interesante. Según lo estaba leyendo estaba pensando inequivocamente en Rain, ahí sí que se nota el efecto de la doble grabación de la voz. Por cierto una de mis canciones favoritas de los grandes.

babelain dijo...

Conocía la historia de la regrabación de voz de John (yo utilizo a veces un chorus vocal para eso, pero antes no existía). A mi me gusta mucho la voz de John, unas veces dulce, otras hiriente, otras irónica... tiene muchos matices y además "sabe" cantar. Gracias Paco.
Saludossssssssss

Savoy Truffle dijo...

Si, grande este post Don Paco, la verdad es que eso de la doble voz en los primeros discos se nota mucho, como dice Bitelino, en Rain, o en You can't do that, por no decir en I should have known better donde siempre me pareció que John tenía una voz superpotente, y ahora sé que es por esto. Saludos.

Paco dijo...

Johnphillips, gracias por leer estas cosillas que he tenido la suerte de aprender con tanta locura por ellos.
Txals, efectivamente, ellos iniciaron una revolución en cuanto a técnicas de grabación.
Bitelino, estoy contigo, Rain es fantástica.
Bab, desde luego, sabía cantar, aparte de esas técnicas de grabación. Y su voz era...
Savoy Truffle, como le decía a Bab, a pesar de esos truquillos, John tenía esa potente voz maravillosa.
Saludos y gracias por pasaros.

Savoy Truffle dijo...

Si, Paco, desde luego que su voz era fanástica, pero son cosas que a base de oir sus discos, son detalles que dices coño... pues ahora me cuadra. De todas formas es que los Beatles eran unos fanáticos del estudio, sus horas en Abbey Road era interminables y claro tanto tiempo da para experimentar mucho. Los Beatles eran unos currantes!!! Saludos.

Paco dijo...

Eso sí que es cierto, Savoy Truffle, eran unos currantes y con ganas infinitas de aprender y evolucionar. Un abrazo.

Piero dijo...

Buenisíma la nota. John nunca estaba contento con su voz en las grabaciones siempre queria algo más como en el caso que mencionas en Help!. Lo que hicieron Los Beatles en el Pepper fue algo irrepetible eran genios asi de simple y que honor conocer una persona como Ken Townsend testigo presencial en la elaboración de uno de los mas grandes álbumes de la historia de la música.
Saludos
Piero

Freaky Boy Hood dijo...

Lo que aprendo...

Ya sabia yo que este Beatles Corner iba a ser la leche...

Un abrazo amigo mio

Cristina dijo...

Hola

Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

Suerte con tu web! :)
Cristina

Paco dijo...

Piero, gracias por los halagos. Es verdad que ha supuesto todo un honor conocer al sr. Townsend que tuvo la gentileza de dedicarnos un buen rato para contarnos cosillas sobre las grabaciones de los Beatles. Un abrazo.
¡Qué alegría que estés de nuevo con nosotros! Ya nos contarás cómo te ha ido. Un abrazo.
Cristina, gracias por tu felicitación. Es un detalle que quieras enlazar mi blog. Por supuesto que puedes. Por aquí todo el mundo lo hace sin pedir permiso. Gracias por tu visita. Un abrazo.

Paco dijo...

Pd: En el segundo párrafo, por supuesto, me refería a ti, Freaky. Se me olvidó poner tu nombre. A estas horas...